El pie de micrófono, uno de los cimientos de cómo suenas

En el siguiente artículo, te voy a contar cómo ha sido el proceso que yo he seguido hasta tener este pie de micro. Comentaremos otras opciones que hay, sus pros y sus contras, para que tú elijas.

No te voy a engañar, acabaré recomendándote este de RØDE, el PSA1, porque aunque es caro, para mí vale su precio en sonido, comodidad y calidad.

El pie del micrófono es la base sobre la que colocarás la herramienta más preciada para hacer tus podcast. Te has gastado un dinero en el micrófono (si necesitas ver opciones aquí te recomiendan unos cuantos), no lo pongas sobre cualquier cosa. Debe tener, sobre todo, estabilidad.

Este artículo lo puedes escuchar también en el episodio que le dedicó Jorge Marín en un episodio del podcast “Al otro lado del micrófono”. Te dejo reproductor al final.

Pie de micro de sobremesa

Mi primer pie de micrófono fue un sobremesa, sencillo y con algo de peso en la base, poco.

Bien por:

Este pie de micro de sobremesa, es muy barato y la verdad es que me dio (me da) un buen resultado.

  • Muy buen precio
  • Sólido y eso que no es muy pesado.

Pero:

En los peros, le pongo que tiene muy poca altura y para un micrófono que se engancha con pinza  se queda muy bajo con relación a la boca. Otro pero es que, a veces, las roscas no encajan bien.
 
Quizá la sujeción del micrófono te resulte algo rara, es la que viene con el primer micrófono que tuve: un Behringer C-1U – Micrófono para estudio (USB, 136 dB).

Puedes ver en la foto el Behringer C-1, un buen micrófono USB que da bastante calidad. La sujeción redonda venía con el micrófono.

Con el pie de micro lo que viene es la  tradicional pinza.

Mi siguiente inversión en micrófonos fue una maleta con un pack de tres: Behringer XM1800S – Maleta 3 micros.

Las pinzas para sujetar el micrófono suelen venir con cada modelo, pero si necesitas, las venden sueltas.

Como tenía más micrófonos y a veces los usaba con varios invitados necesitaba aumentar mi inversión en pies para micrófonos.  Seguía con poco presupuesto, así que probé varios modelos baratos, para ver cuál me ofrecía mejor resultado.

Soporte de micrófono de mesa ajustable:

Bien por:

  • Tiene una buena altura, el micrófono está en una buena postura para locutar.
  • Buen precio.
  • Sólido a pesar y eso que no es muy pesado.

Pero:

Tenía un problema en la zona de ajuste, que acababa cediendo. Parece que lo han arreglado en ediciones posteriores.

Soporte de micrófono sobremesa portatil:

Lo compré porque era portatil y, a veces, necesito llevar material fuera de casa.

Bien por:

  • Portable y ocupa poco.
  • Buen precio.

Pero:

  • Tene muy poca estabilidad. No soporta micrófonos pesados.
  • Poca altura.

Consejos para elegir un buen pie de micro sobre mesa

  • Tiene que ser estable, yo prefiero los que tienen una base sólida. Mira el peso al comprarlo. 
  • Los portátiles solo para eso, para escasos momentos.
  • Las roscas siempre mejor metálicas.
  • Mira la altura, si queda el micrófono muy bajo no obtendrás una buena posición frente a tu boca.

Pie de micro flexo

Llegado un momento, me planteé que necesitaba un pie de micro flexo que me dejara espacio en la mesa de trabajo y que pudiera adaptar más fácilmente a mis necesidades de espacio. 

Había probado algunos en las cabinas de grabación de la radio, me gustaba su versatilidad y  que no te ocupan sitio en la mesa. Aunque también conocía que pueden incorporar ruidos a las grabaciones, pero me sabía trucos para minimizarlos. Primero opté por uno barato:

Soporte de micrófono brazo de araña

Bien por:

  • Buen precio.
  • Ganas espacio en la mesa.

Pero:

  • Los muelles y engranajes hacen ruido que se cuela en la grabación. Un truco es quitar los muelles. 
  • Las tuercas se acaban pasando y pierden postura fácilmente.
  • Con el tiempo, no se quedan en la postura que los colocas.
  • No soporta micrófonos pesados.

 

Y entonces hice la gran compra, el que me va a durar mucho tiempo. El que, sin duda, te recomiendo.

Soporte de micrófono RØDE PSA1

Bien por:

  • Sólido, soporta peso (de 700 gramos a 1,1 Kg).
  • Velcros para sujetar cables.
  • Giro 360 grados.
  • Dos opciones de fijación.
  • Permanece en todas las posiciones que lo pongas.
  • Incluye dos opciones de montaje en la mesa.

Pero:

  • Precio.

 

Creo que se me nota, je, je. Estoy encantada con este pie de micrófono, el PSA1de RØDE, la inversión ha valido la pena. También era necesaria una buena opción para sujetar un buen micrófono (había llegado a casa un RØDE NT1). Estoy muy contenta con el espacio que he ganado en mi mesa, y la seguridad de que, en un segundo podré colocarlo para grabar.

La mayoría de los enlaces que aparecen en este artículo son de afiliación. Eso supone que si adquieres algo a través de ellos, me ayudas a, por ejemplo, mantener esta web y a ti no te supone ningún incremento en el precio. Gracias.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.