Construcción sonora hecha a base de trozos de gazapos de aquí y allá. Y ¿por qué escucharlo? Porque está hecho con mucho mimo, para entretenerte, para que lo escuches sin prisa. Dale al play.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *