Llevo varios días con ganas de comer fuera. Para mí, ese es uno de los placeres de la vida: compartir un rato con las personas que quiero en un lugar de los que adoro. No podemos salir de casa, ya lo sé. Así que me las he ingeniado para que todos salgamos un rato a comer fuera, sin peligro. Hoy salimos de casa, a comer fuera, y lo hacemos con los sonidos. Dale al play en el reproductor que prefieras.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.